Deportes

Andrés Guardado se despide del Tri como uno de los jugadores más emblemáticos en la historia de la Selección Mexicana

El día de hoy, Andrés Guardado, conocido cariñosamente como el «Principito», hizo oficial su despedida de la Selección Mexicana, poniendo fin a una carrera llena de éxitos y logros. A sus 36 años y después de haber participado en cinco Copas del Mundo, Guardado ha decidido decir adiós al Tri, dejando un legado imborrable en el fútbol mexicano.

Fue a través de un emotivo video compartido en redes sociales, donde el jugador del Real Betis anunció su despedida, repasando su trayectoria en el combinado nacional a lo largo de los años. Con palabras llenas de gratitud y emoción, Guardado expresó su agradecimiento a todos aquellos que lo acompañaron en esta travesía tan especial.

«Imposible expresar con palabras lo agradecido y privilegiado que me siento. Gracias de corazón a todos los que me acompañaron y tuve la suerte de compartir momentos durante este sueño tan bonito. Todos mis compañeros, los diferentes cuerpos técnicos, toda la gente del staff que son parte importantísima del día a día y, por supuesto, a toda la fiel afición que me acompañó durante todos estos años, que ahora soy uno más de ustedes. Gracias», escribió el ‘Principito’ junto al video.

La despedida de Andrés Guardado marca el final de una etapa inolvidable en la historia de la Selección Mexicana. Con 179 partidos disputados, se convierte en el jugador con más apariciones en la camiseta verde, dejando una huella imborrable en cada encuentro en el que participó. Además, su participación en cinco Copas del Mundo (Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014, Rusia 2018 y Qatar 2022) lo posiciona como uno de los futbolistas más destacados en la historia del fútbol mexicano.

Andrés Guardado inició su carrera con la Selección Mexicana en el año 2005, bajo la dirección técnica de Ricardo La Volpe. Pocos meses después, tuvo la oportunidad de representar a su país en su primera Copa del Mundo, donde se recuerda su destacada actuación como titular ante Argentina en los Octavos de Final.

Durante su trayectoria con el Tri, Guardado también participó en la Copa América y en la Copa Confederaciones. Asimismo, tuvo el honor de levantar la Copa Oro en cuatro ocasiones, convirtiéndose en uno de los jugadores más exitosos en la historia de la Selección Mexicana.

Con su habilidad en el campo, liderazgo y entrega inquebrantable, Andrés Guardado se ganó el respeto y admiración de sus compañeros, cuerpo técnico y de la afición mexicana. Su partida deja un vacío en el equipo nacional, pero también abre las puertas para que nuevos talentos sigan su ejemplo y continúen representando con orgullo a México en las competiciones internacionales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba