Crimen organizadoPortada

Denuncias de fraude y violencia por venta ilegal de terrenos en Puebla

En una entrevista concedida a La Jornada de Oriente, Lucio Flores Escalona reveló una serie de irregularidades relacionadas con la venta ilegal de terrenos en una disputa de 199.5 hectáreas. Según su testimonio, Félix Escalona Martínez, alias «María Félix» ha estado vendiendo fracciones de estas tierras desde 2012 sin contar con escrituras legales. Además, ha estafado a decenas de compradores, quienes han entregado mil pesos como enganche y pagado mensualidades de 500 a 1,000 pesos a cambio de una supuesta posesión de los terrenos.

Lucio Flores enfatizó que es falso que «María Félix» sea la propietaria de estas tierras, a pesar de lo que argumenta a las personas que han comprado los terrenos durante años. Esto ha llevado a los verdaderos propietarios y otros afectados a presentar denuncias penales con el objetivo de poner fin a los abusos, la intimidación y las amenazas por parte de «María Félix», quien resulta ser un familiar suyo.

«Está rodeada por unos 50 pistoleros. En varias ocasiones hemos llamado a la fuerza pública para que nos apoye, pero los policías terminan defendiéndola a ella», declaró el poblador, quien sospecha de un acuerdo entre «María Félix» y los agentes de la ley. Incluso señaló que tanto la policía municipal como la estatal han sido beneficiadas con la entrega de estos terrenos, lo que justificaría su defensa y la falta de acción para desarmar al grupo de choque.

El fraude cometido por Félix Escalona ha desencadenado una rebelión por parte de las familias que se sienten estafadas, quienes han recurrido a la vía legal para denunciar la situación. Además, se han unido en torno a un individuo llamado Zenón. La tensión ha llevado a enfrentamientos, como el ocurrido el mes pasado, en el que resultaron heridas varias personas. En un intento por aparentar legalidad, los invasores llevaron un camión particular para instalar postes de luz y simular que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) estaba proporcionando alumbrado público a la colonia. Sin embargo, esto ha generado molestias a los verdaderos propietarios, ya que obstaculiza su libre tránsito por las calles.

Además, los invasores han intentado apoderarse de un pozo comunitario que abastece de agua a varias colonias de la zona. Pretenden demostrar que el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Puebla les ha entregado la instalación hidráulica en custodia. Sin embargo, las familias afectadas no han creído ninguna de estas supuestas situaciones y han tomado medidas para proteger sus derechos.

Enfrentamientos armados han ocurrido entre ambos bandos, con machetes, tubos y palos. Afortunadamente, la intervención de la Policía Estatal logró frenar la pelea. Lucio Flores confía en que la justicia local tome cartas en el asunto para resolver estos ilicitos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba